Comunicado - Suspensión de clases

Panamá, 15 de abril 2020

Querida comunidad educativa del Colegio Las Esclavas:

Hoy me dirijo a ustedes con dolor y muy preocupada por la decisión tomada por el Ministerio de Educación de suspender las clases en los colegios particulares a nivel nacional hasta nuevo aviso y la implicación que esta medida tiene para todo el personal a nuestro cargo.

Como parte de la Federación de Educación Católica de Panamá, expusimos ante las autoridades ministeriales nuestro quehacer pedagógico para que se avalara el esfuerzo compartido por parte de todos, ante esta emergencia. Nuestro propósito era no sólo no perder el año y el aspecto académico, sino al mismo tiempo, mantener un acompañamiento psicológico y espiritual, tan importante en estos momentos.  

Nelson Mandela dijo que: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. Habíamos iniciado una nueva etapa en un entorno virtual, con sus riquezas, desafíos y desaciertos.  Pero, ¿cuándo habíamos tenido la oportunidad que escuela y hogar tuvieran la necesidad de actuar tan sincronizados para guiar los pasos de sabiduría y práctica de valores de nuestros niños y jóvenes?  Nuestros  docentes estaban emocionados porque por fin veían a sus alumnas y nuestros alumnos felices de volver a ver a sus compañeros y educadores, una experiencia enriquecedora que tuvimos que  iniciar por el Covid-19. 

Nos duele tener que suspender, para nosotros la experiencia educativa va más allá de lo teórico, es una labor de amor, es la pedagogía del corazón, viva y audaz, creativa, que se adapta a la realidad que tiene delante, abriendo caminos y creando sendas de encuentro para sacar lo mejor de cada uno de nuestros estudiantes. 

A nuestros niños y jóvenes les animamos a que no bajen la guardia, continúen una rutina en casa que involucre repasar y estudiar, que lean mucho y que no se desconecten de sus educadores y de sus compañeros, disfruten de su familia, hagan ejercicios, cooperen en casa.  Estos tiempos son para innovar, para crear, para hacer volar la imaginación, no se detengan, alcen su voz, que la educación no para y ustedes tampoco.

Queremos darle las gracias a nuestros queridos padres de familia quienes siempre han estado presentes, dando la milla extra, apoyando al colegio y a sus hijos en todo momento, sus palabras de aliento y sugerencias nos han servido para ir mejorando, corrigiendo e innovando. Sabemos que muy pronto nos veremos de nuevo.

Recuerden que el colegio también es su casa y que estamos aquí para apoyarnos, si tienen alguna duda pueden escribirnos, estamos a sus órdenes.

Reciban un abrazo muy fuerte, les recordamos que deben quedarse en casa por el bien de los suyos y les dejamos estas hermosas palabras de Santa Rafaela María: “Tranquilidad, paz, gozo y gran fe en Él, que tanto te ama y es poderoso”.  

Siempre fieles hasta el fin, el estilo y carácter propio de nuestra identidad,

 

Neila María Young, aci
Dirección